22 de Abril de 2022

portada

La gobernadora Layda Sansores San Román ofrece su apoyo para el combate del incendio forestal en Chun Ek

…Solicitará el envío de un helicóptero a la entidad para redoblar el combate al fuego

…Reconoce la labor y entrega de los combatientes que luchan contra el incendio

…Agentes ministeriales aseguran camión con cargamento ilegal de madera

Ante el avance de un incendio forestal que ya devastó más de 3,500 hectáreas en  los límites con el estado de Quintana Roo, la gobernadora, Layda Sansores San Román, ofreció el apoyo que sea necesario, así como su intervención inmediata ante las instancias federales para el envío de un helicóptero que ayude a su combate.

Durante la sesión de la Mesa para la Construcción de la Paz y la Seguridad, el titular de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) en Campeche, Carlos Tucuch Cahuich le informó los pormenores de este siniestro que se inició en territorio de Quintana Roo, pero que, por los vientos, se extendió hacia Campeche en el área del ejido Chun Ek.

El fuego ya devastó 3,569 hectáreas de selva mediana y potreros de las cuales 2,600 has, son del territorio campechano, y sólo se la logrado finiquitar en un 10% pese al intenso trabajo de 135 combatientes de diversas instituciones civiles y militares, que ya han realizado 7,000 metros de brechas cortafuego para tratar de evitar que se extienda más.

Ante ello la Gobernadora ofreció todo el respaldo para el combate del fuego y su intervención para solicitar ayuda ante el Gobierno Federal que permita reforzar el combate que por tierra realizan las brigadas a quienes reconoció  su entrega y compromiso para enfrentar el fuego.

DETENIDOS CON MADERA

En esta misma sesión en la que estuvo acompañada del secretario de Gobierno, Aníbal Ostoa Ortega, la Gobernadora fue informada por el fiscal general del Estado, Renato Sales Heredia sobre el aseguramiento de dos vehículos, 125 trozos de madera y dos sujetos que la transportaban y que intentaron corromper a los agentes ministeriales. Este hecho, es parte de los resultados del combate permanente contra la tala ilegal y tráfico de madera.

Los hechos se registraron ayer por la tarde en las inmediaciones del ejido El Desengaño, en Candelaria, y tanto los vehículos, como la carga y los operadores ya fueron puestos a disposición de la delegación de la Fiscalía General de la República como presuntos responsables de delitos ambientales, así como cohecho.