facebook_page_plugin
Texto

La puerta de tierra era la entrada principal y aún sigue siendo uno de los símbolos de la capital, construida en 1732, conservara su imponente esplendor. La historia y la leyenda se confunden en el pasado de la hermosa ciudad colonial de Campeche, que vio pasar a lo largo del tiempo a valientes guerreros mayas, solados españoles y fieros corsarios.
En 1540 dio comienzo la época colonial en gran parte de la península de Yucatán, y Campeche se convirtió en un importante puerto desde el cual se exportaban por mar un sinfín de riquezas naturales como el famoso palo de tinte. Poco después empezaron los ataques piratas patrocinados por los reinos de varios países europeos que buscaban desestabilizar la corona española.

Las naves de los corsarios Francis Drake, John Hawkins, Lauren Graff “Lorencillo”, Kornelius Jols “Pie de Palo”, Diego “El Mulato”, Jacobo Jackson, Henry Morgan, Bartolomé “El Portugués”, Lewis Scott y Rock Brasiliano, dejaron su nombre escrito con sangre en las memorias de este lugar.

Durante 160 años las luchas fueron constantes, hasta que en 1686 se comenzó la construcción de la ciudad amurallada y fortificada de Campeche. Esta defensa se concluyó alrededor de 1704, aunque los ataques de los corsarios para entonces habían casi desaparecido.

La muralla que circundaba a la ciudad tenía una longitud de 2 560 m y consistía en un polígono de forma irregular con seis frentes, cuatro puertas y ocho baluartes. Además estaba custodiada por dos fuertes construidos en los cerros cercanos. En la actualidad subsisten 500 m de muralla, siete baluartes, dos puertas y los dos fuertes.

La Puerta de Tierra era la entrada principal y aún sigue siendo uno de los símbolos de la capital. Construida en 1732, conserva su imponente esplendor; están íntegras sus almenas, casamatas y almacenes, así como su defensa, formada por una muralla en forma de triángulo con un foso de cuatro metros de ancho y tres de profundidad.

La protección de esta puerta estaba encomendada a los baluartes de San Francisco y San Juan, y los lienzos de muralla que conectan entre sí a estas fortificaciones son los de mayor extensión; están construidos con piedras de cantera y sascab, y miden aproximadamente 400 m de longitud y 8.5 m y 2.27 m de grosor. Cuenta también con torreones y atalayas.

Quieres saber más visita la página: www.mexicodesconocido.com.mx/campeche-ciudad-fortificada.html