Tamaño del Texto

 

Bailes Representativos Del Estado De Campeche

Existen algunas estampas que son exclusivamente bailes representativos del Estado de Campeche. Esta estampa es el resultado de una Investigación tanto en lo musical como en la interpretación bailable.

 

mus-danza

 

 

Estampa "Jaranitas"

La jarana es un baile de pareja que consiste en un zapateado sin pasos fijos ni diferenciación entre el hombre y la mujer. En ciertas comunidades predominan determinados pasos localmente tradicionales, sin que ellos excluyan a otros diferentes, propios de las fantasías de los danzantes, ya que cada quien puede realizar sus creaciones personales, entremezclando pasos ya conocidos.

La jarana es un baile típico de la Península de Yucatán que comprende los Estados de Campeche, Quintana Roo y Yucatán. Existen 2 formas de métrica de este tipo de baile.

La Jarana 6 X 8, zapateada, nieta de los aires andaluces e hija de los sones mestizos, es de movimiento de vivo marcado a dos tiempos, cuyo acento rítmico cae en el segundo tercio del tiempo ligero del compás, en una nota que puede ser prolongada hasta el tercer tercio o sincopado hasta el primer tercio del siguiente compás. Una de las características musicales de la jarana 6 X 8 es la de reforzar el segundo tercio de tiempo pesado de los compases impares, mediante una apoyatura superior de segunda mayor o menor, en la actualidad se ha perdido esta particularidad en su escritura más no así en su ejecución, ya que los músicos lo hacen siempre intuitivamente a manera de adorno.

La Jarana 3 x 4, nacida posteriormente, es valseada y tiene el aire de la jota aragonesa de las que se deriva, por ello su movimiento metronómico es igual a 84 blancas un puntillo; inicialmente la jarana 3 x 4 era exclusivamente para ser bailada, posteriormente se han agregado textos rimados, ya sea adaptándoselos a una música preexistente o bien poniéndole música a determinados versos festivos.

La estampa titulada Jaranitas, tanto en la música como en la danza es un trabajo de investigación que cuenta con el apoyo musical de Uk Ayil Kah, basado en el encuentro de viejas partituras musicales rescatadas por este excelente grupo entregado a nuestras raíces, del mismo modo la interpretación bailable al ser un trabajo de estudio profundo de nuestra cultura, no cuenta con la monografía estructurado como tal.

 
  • CHANCLETITAS: Jarana con compases de 6 x 8, en la que su autora Srita. Zoila Quijano MacGregor revela claramente la profunda raíz hispánica de este tipo de sones. En esta tierra el calzado popular femenino recibe el nombre de "Chancletas".
  • LOLITA: Folklórico de nuestro Estado de Campeche pieza dedicada con mucho cariño y admiración a Doña Lolita Lanz.
  • GUARANDUCHA: Este baile comienza con jarana al ritmo de 6 x 8 pero con la modalidad especial del trópico en los huachapeos y chancleteos; a la mitad del baile se introduce el ritmo de habanera correspondiente a la comparsa de influencia negra denominada María Francisca, las parejas de más soltura se desprenden para bailarla mientras los otros danzantes corean y marcan el ritmo con palmadas. Al final se incorporan todos al baile terminando con la jarana.
  • EL PICHITO AMOROSO: Es uno de los bailes más alegres con que cuenta la bullanguera juventud campechana, definitivamente sus movimientos como los pide la música provienen del zarandeo y su ritmo es francamente tropical. Se baila imitando el vuelo de esta ave que pertenece a la familia de los tordos, pero que es muy fea y la más enamorada de todo el reino de las aves, por eso sus saltos y brincoteos dan lugar a elaboradas figuras y remates acompasados y bellos.
  • AIRES REGIONALES: Conocida Jarana que evoca el ambiente típico peninsular, con sentimientos enraizados de nuestra cultura, como importante manifestación artística del folklore campechano.
  • JARABE CUBANO: Este es un baile breve pero muy enérgico, está escrito en seis octavos y su género es zapateado. Se baila enlazados por la cintura y con la mano libre hacia arriba, siempre se hace en juego de dos parejas o en números pares que evolucionan, taconean y valsean con giros rapidísimos y recorriendo casi todo el tablado, se repite varias veces, concluye brillantemente con un fuerte golpe y desplante al público, pidiendo el aplauso.
  • BAILE DEL ALMUD: Conjunto de sones de origen hispánico que adquieren naturalización en Campeche, se interpreta, con peculiar maestría; su hábil taconeo y remate a ritmo de 6 x 8 lo hacen muy lucido. Al ejecutarse sobre un almud, su belleza se hace más significativa, cuando interrumpiéndose la música, los bañadores siguen zapateando, turnándose en esta suerte, y demostrando su habilidad.
  • CAMPECHITO RETRECHERO: El diminutivo cariñoso unido a la castiza expresión que significa la contagiosa alegría y el desenfado sin límite del espíritu campechano, dan nombre a esta típica jarana. Los bailadores se embelesan con su taconeo y contagian al espectador, con la campechanía bullanguera de un pueblo antiguo que ha sabido proyectar una personalidad a través de mares y continentes.


Estampa del "Palmar Campechano"

 

Estampa del "Sarao Campechano"

Festejo típico que realizaban los señores principales en las grandes quintas de su propiedad.

  • LA FLOR DE LA MALAGUEÑA : Este número pertenece a los sones grandes de supervivencia en Campeche, su género es de Malagueña punteada. Está considerado como uno de los más antiguos. Lo singulariza la cadencia con solos que propiciaban desusadas poses de baile, con desplazamientos muy airosos y ligeros. Su estructura es señaladamente española.
  • JARABE CRIOLLO: Su baile se remonta a los fines del siglo XVIII y además es número fuerte, tiene coreografías diversas y algunas bastante complicadas, pero el tema está en la reproducción que hacen los bailarines juntamente con la Charanga , de los llamados con campanas de la Catedral , su final es grande y en figura estudiada.
  • LA CAMPECHANITA HABANERA : Esta danza es una clásica habanera o cubana cadenera. Se remonta al año de 1861 y se bailó en todos los salones de la época; se abre la danza con el salero que caracteriza a los campechanos y concluye con un zapateado para rematar.
  • JARABE GATUNO: Pieza considerada como son grande clásico, es un gatuno; su importancia radica en que únicamente en Campeche sobrevive en sus tres versiones, pues fue condenado a desaparecer por no convenir a las costumbres de su época.
  • EL FANDANGO: Son grande clásico, radicado en Campeche, desde el siglo XVIII, y se encuentra aún en algunas regiones. Por su forma de idea de desorden y bullicio, se interpreta en formas muy vivas y alegres sin hacer pareja ni definir con quien se baila, todos bailan y zapatean en confusión, marcando y retando con golpes de tacón a quien se encuentra más cercano indiferente del sexo opuesto. Conserva muy marcado el estilo español, está escrito en compás de tres tiempos y no queda noticia de su copla.


 


Fuente(s): Gobierno del Estado de Campeche



Artículos relacionados